El lugar

Ubicación

Ubicacion Moulay-Bousselham

El pueblo

Moulay Bousselham es un pueblo de pescadores, agricultura y vacaciones, ubicado entre Tánger y Rabat. Un pueblo tradicional con casitas blancas y azules, entre el océano Atlántico y la laguna Merja, uno de los parques naturales más lindos de Marruecos.

El pueblo tiene cinco mil habitantes durante el año, y muchos mas en verano, cuando vienen los habitantes de Casablanca, Rabat, Tanger, marroquíes viviendo a fuera y turistas europeos. Todos vienen a disfrutar del clima caliente pero agradable, con alisios, de las gigantes playas y de la gastronomía local famosa por los mejores verduras del país y la comida de mar.

Moulay Bousselham se encuentra a solo una hora de Tánger y Rabat en auto, por la autopista directa. Es un lugar mágico, para descansar y disfrutar de las bellezas de la naturaleza en el norte de Marruecos, entre el mar y las montanas del Rif donde siempre se encuentra amabilidad y una cálida acogida.

Un pueblo balneario entre la laguna con miles de aves y las interminables playas donde conviven apasionados de deportes de deslizamiento y aficionados de bronceado en un ambiente estival y feliz.

Gracias a su cercanía con los aeropuertos de Rabat y Tanger, Moulay Bousselham es una increíble oportunidad de descanso, bienestar y romanticismo para los que aman a Marruecos, al mar, y quieren aprovechar una atmosfera simple y natural.

La région

Moulay Bousselham se ubica al cruce del norte de Marruecos, región a menudo desconocida pero en actual crecimiento gracias a la influencia del Rey.

El pueblo es equidistante de Tánger y Rabat, en la costa Atlántica.

 

Al norte

  • Tánger, la ciudad blanca que domina el estrecho de Gibraltar, frente a España cuya costa se puede ver. Tánger tiene una historia rica y una geografía única. Por su belleza y su luz, fue una     fuente de inspiración para muchos artistas (Matisse, Delacroix, Rolling Stones, Paul Bowles, S. Burroughs, Jack Kerouac ..).

En los años 40 y 50, Tánger era una zona internacional y un paraíso para todas clases sociales y personas excéntricas (artistas, escritores, millonarios, agentes secretos y jugadores).

Todavía hoy, el encanto fuerte de Tánger sigue funcionando … Callejuelas anteriormente escandalosas del pequeño Socco y terrazas vanguardistas de los numerosos cafés.

 

  • Asilah, pequeño pueblo balneario y hermosa medina. Un palacio arabo-andaluz restaurado, torres y fachadas inmaculadas, una nueva y linda biblioteca y muchas galerías de arte que ahora alojan un festival de arte contemporáneo iniciado en 1978 por dos intelectuales marroquíes. Este festival atrae cada año en julio famosos artistas internacionales. El pintador estadounidense Richard Dana, el japonés Mizue Sawano y otros dejaron su huella en los muros de la medina.
  • Larache : pueblo de pesca en auge con hermosas construcciones de estilo arabo-andaluz con un bonito mercado cubierto y las antiguas ruinas de Lixus.

Al Sur

Rabat, capital de Marruecos. Una ciudad encantada y inscrita al patrimonio de la UNESCO. Rodeada por murallas, la capital del reino tiene un importante patrimonio arquitectural con varios monumentos : las puertas de la Casba de los Oudaia, el alminar de la mezquita Hassan (siglo doce) de 55 metros de altura, y la necrópolis de Chellah cerca de la ciudad. Rabat resguarda varios museos (arqueología, artesanía) pero también es una ciudad que se desarrolla, se moderniza, con una marina, un tranvía, un opera …

 

Al este

  • El Rif y sus maravillosos paisajes
  • Chefchaouen, a 600 metros de altura y conocida como la ciudad azul.
  • Meknès, ciudad imperial
  • Volubilis y sus ruinas de la Roma antigua, el sitio arqueológico mas grande de Marruecos

Una variedad y una riqueza de lugares que corresponden a los gustos y intereses de todos. Esas destinaciones son todas accesibles fácilmente para pasar un día o dos, según el tiempo y las ganas de cada uno